ACERICOS. Número 7/Octubre 2009

PARA LETRAS

Calle desconocida. Fran Nuño.

En tu duna me perdí. Jaclo.

La isla. José Antonio Vázquez Fernández.

Un arcoiris de ojos. Manuela gallego.

Frente al Pacífico. Lola Crespo.

Foto: Carmen Herrera

Foto: Carmen Herrera

Calle desconocida

Dices
que a veces te sientes
como esa calle
por la que se pregunta
y, por muy cerca
que se esté de ella,
la gente, al oír su nombre,
se encoge de hombros.

Fran Nuño

*****

En tu duna me perdí

En tu duna me perdí,
caminando en la noche.
Las estrellas me guiaban en la oscuridad.
El mar era negro y no distinguía
si la espuma era blanca.

El ruido de las olas en el silencio de la playa;
repetitivo, cansino, adormecedor,
me hacía olvidar que hundía los pies en la fría arena,
pero en mi corazón cada minuto que pasaba
se agrandaba la esperanza
de que me estaba acercando y que mis pasos
me acabarían llevando a ti.

Jaclo

*****


Foto: Carmen Herrera

Foto: Carmen Herrera

La isla

Tierra del levante,
opaco brilante,
cielo gris y plata.

Lamento en Febrero,
mar sin aguacero,
cristal de hojalata.

Y en Abril eterno
azul sin infierno,
bahía de palmas,

pintura serena
de soles de arena
y nubes en calma.

Espejo de brisas,
de naves e islas,
de viejas memorias,

de vientos y estrellas
que portan tras ellas
héroes sin historia.

Aroma de escamas,
castillos y ramas,
de flores y chanza.

Vapor de derroche
de aromas y noches,
pasión sin vengnaza.

Eco de rumores,
alcoba sin flores,
soledad latente

que a morir empieza,
tímida tristeza
que a llorar no aprende.

Jose Antonio Vázquez Fernández

*****

Un arcoíris de ojos aguarda con ansias de recibir y poseer el “arma”
que les ayude a luchar contra la eterna incomprensión,
contra el insulto por ser joven,
contra el dolor por un amor equivocado,
contra el maltrato de los malditos,
contra los traidores refugios de almas desesperadas
ycontra la indiferencia hiriente
de los que más les hubieran querido.

Manuela Gallego

*****

Frente al Pacífico

“Dentro de mí perduran

muy valiosos naufragios”.

Francisco Brines

Fui una geografía extraña en aquel atlas,

un interrogante frente al Pacífico

El mar me decía cada tarde

que por más que te buscara,

aquel horizonte solo sería mío.

Y allí, frente al agua

las olas se contaban

como en los cuadros de Dalí.

Lola Crespo